Pre-inversión del FIS 2.0 en Robles de Cantillana

Robles de Cantillana, la nueva pre-inversión del FIS 2.0, tiene un gran potencial medioambiental por medio de la conservación de áreas naturales y la propagación del bosque nativo.

El ecosistema mediterráneo chileno, único en el mundo, está altamente amenazado y es de crucial importancia en la provisión de servicios ecosistémicos a la población de la zona central de Chile. Robles de Cantillana es una organización sin fines de lucro que tiene como misión preservar y proteger la biodiversidad y la vida silvestre, a través de la formalización de acciones de conservación, que muestren a la sociedad la relevancia y el valor del aporte de la naturaleza en el desarrollo humano. Para esto, se enfocan en dos líneas de trabajo: 1) La creación, gestión y conservación de áreas naturales de alto valor ecológico como herramienta para preservar el patrimonio natural, enfrentar la crisis climática y vincular la sociedad con la naturaleza; y 2) La propagación del bosque nativo mediante reforestaciones y enriquecimiento de especies del bosque mediterráneo chileno como herramienta de creación de áreas verdes.

El proyecto de pre-inversión del FIS 2.0 consiste en la expansión del área de conservación privada conocido como Santuario de la Naturaleza San Juan de Piche, ubicado en la Región Metropolitana, utilizando como mecanismo de financiamiento las compensaciones ambientales obligatorias de las empresas. Este proyecto consolidará territorial y organizacionalmente el área, permitiendo dar un paso más hacia su preservación perpetua, asegurando el resguardo de su ecosistema.

Con esta nueva inversión, el portafolio del FIS 2.0 alcanza 13 instituciones.

Conoce más de Robles de Cantillana AQUÍ.