Confuturo y FIS Ameris en El Mercurio

Confuturo es el primer institucional en invertir en un fondo de impacto social.


Por El Mercurio Inversiones. 22 de noviembre 2018.

A través del Fondo FIS Ameris 2.0, la compañía colocó US$2 millones, los que serán invertidos en proyectos sociales y ambientales.

La compañía de seguros Confuturo, de la Cámara Chilena de la Construcción, se convirtió esta semana en el primer inversionista institucional en Chile en apostar por un fondo de impacto social. La firma colocó US$2 millones a través del vehículo FIS 2.0 de Ameris Capital, monto que equivaldría al 21% del fondo, aproximadamente.

El propósito del fondo es poder invertir US$500.000 en cada uno de los diez proyectos socioambientales que están en carpeta. Estos deben registrar, como mínimo, dos años de ventas y tener un enfoque avocado a resolver un problema social y/o ambiental. Además, el vehículo también cuenta con mecanismos de pre inversión para proyectos en etapas más tempranas de US$50.000.

En el portafolio de proyectos se encuentran empresas de reciclaje, de promoción de emprendimiento, de productos para personas con discapacidad, entre otras. Conozca acá el portafolio (denominado FIS 2.0).

“Estamos convencidos que es clave el rol del sector privado para abordar desafíos país en materia de desarrollo (…) invirtiendo de manera certera y responsable, con una mirada de generar finanzas sostenibles”, dijo Christian Abello, gerente general de Confuturo. 

María José Montero, socia de Ameris y gerenta del FIS, asegura que esta inversión marca un hito en la industria. “El hecho de sumar empresas es una excelente noticia, porque el desarrollo de esta industria requiere de la participación de inversionistas institucionales, como ocurre en los países más desarrollados”, dice.

Mientras en nuestro país es todavía una modalidad emergente, la inversión de impacto mueve más de US$228 mil millones en activos en el mundo, de acuerdo a Global Impact Investing Network (The GIIN) y ofrece un modelo de negocios social sustentable.