Adela Ibáñez y Jorge Larraín Matte: nuevos directivos de FIS

Fuente: El Mercurio

Comenzó a tomar forma el inédito proyecto que lidera la consultora Claro y Asociados para levantar un Fondo de Inversión Social (FIS) que -a diferencia de los tradicionales instrumentos de este tipo- invertirá en proyectos de impacto social.

En su comité de inversiones se integraron connotadas personalidades relacionadas con los negocios: Una de ellas es Adela Ibáñez Santa María, gestora del reconocido ZeroHotel de Valparaíso, quien además se sumó como aportante del fondo.

“Creo que es una buena instancia para ayudar”, confirma Ibáñez, quien lleva más de 30 años vinculada a la ayuda social, a través de La Protectora (la Sociedad Protectora de la Infancia).

También al comité de inversión se sumaron Jorge Larraín Matte -uno de los hijos de Patricia Matte y quien en el pasado trabajó en el holding familiar, junto a Bernardo Matte-, y Juan Cristóbal Peralta (ejecutivo del Banco de Chile).

Mientras Adela Ibáñez conoció del proyecto a través de un hijo que está relacionado con la consultora Claro y Asociados, Larraín Matte llegó a través de la portfolio manager de la iniciativa, María José Montero, pues ambos habían coincidido cuando estudiaron en Londres.

Todos estos nuevos integrantes del comité de inversiones trabajarán junto a Jorge Claro Mimica -quien preside dicho comité de inversiones-, y a José Joaquín Prieto. Y aún falta que se sumen dos representantes de los aportantes.

El fondo de inversión social ya logró levantar poco más de US$ 4 millones, explica Javier Contreras, gerente general de Claro y Asociados. Y suma unos 16 aportantes, aunque sigue abierto a que se integren más. Entre los ya confirmados están dos fundaciones -Avina y Amela-, además de Jorge Claro y el banco de inversión LarrainVial, que se sumó como institución aportante, explica el gerente de finanzas corporativas, Andrés Bulnes. Esto, aparte del apoyo en gestión y asesoría financiera de LarrainVial, como agente colocador del fondo.

Aún no está definido cuál será la primera institución en la que invertirá el Fis. “Estamos evaluando tres o cuatro proyectos que están en el pipeline, para decidir una primera inversión a principios del próximo año”, dice María José Montero, mientras Eduardo Muñoz -fundador y presidente de Nevasa, que también se sumó como agente distribuidor- precisa que uno de los resguardos será invertir en proyectos que estén alineados a nivel valórico con los aportantes.

El FIS es un punto de medio entre la filantropía pura y la obtención de rentabilidad moderada, similar a un depósito a plazo.